Formula e mexico

Es hora de continuar con nuestro recorrido por las distintas categorías del automovilismo. En nuestra entrega anterior, repasamos todo lo relacionado a la Formula 1. Ahora, es momento de adentrarnos en la Formula E, la casa de los autos eléctricos de carreras. Su meteórico ascenso dentro de los deportes de motor le ha dado niveles de popularidad que podrían hacernos pensar que este es el mañana. De alguna forma, sí que lo es. Por ello, te contaremos todo lo que debes saber acerca de estos bólidos (no tan) alternativos. Iremos como lo hicimos antes; empezaremos con las las reglas básicas, pasaremos por los aspectos esenciales de esta disciplina, los autos, pilotos, equipos, carreras y el campeonato. Además, como es habitual, te llevaremos a explorar los mercados de apuestas. ¡Vamos a ello!

Hablar de competencias de vehículos eléctricos puede hacerte pensar en una visión futurista. Nada más lejos de la realidad ahora y desde hace seis años. La rama se creó en 2011 y pudo ver acción hasta 2014. Al ser una variante muy joven del mundo del automóvil, hay muchas cosas vale la pena explicar con detalle. Sin embargo, existen varias claves que no debes perder de vista considerando que, en buena medida, guarda un gran parecido con la Formula 1 en ciertos aspectos. No hay que olvidar que esto también es organizado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Ya que estás prevenido sobre las similitudes que podrías encontrar, pasaremos a darte lo esencial de este vibrante deporte. 

Las reglas básicas

Como dijimos, se asemeja bastante a la F1. Más que por los autos -donde hay diferencias notables-, se trata de los formatos de competición y las reglas. De hecho, el sistema de puntuación es exactamente el mismo. No obstante, tiene bonificaciones atractivas para los pilotos. Aunque hay ciertos rasgos compartidos con otras modalidades que alberga la FIA, tiene cosas muy particulares. La principal, como mencionamos antes, es que la emoción se da en autos totalmente eléctricos. Vamos a la explicación.

Campeonato y sistema de puntuación

La competencia tiene más puntos de encuentro de lo que podrías pensar. Como dijimos, hay algunos peculiares parecido entre la E y la F1. Así como lo hace el ‘Gran Circo’, la casa de los eléctricos tiene dos campeonatos. Por un lado compiten los pilotos. Por otro, los equipos. Ambos Mundiales están conectados entre sí, de modo que el constructor suma en su tabla si sus corredores lo hacen. Aquí entramos de lleno con el tema de los conductores, que tienen una lucha por el título casi idéntica que la de F1.

Los encargados de controlar los bólidos se enfrentan en varios eventos alrededor del mundo en busca de acumular el máximo posible. Es aquí donde se encuentran las dos modalidades, puesto que el sistema es prácticamente una calca del otro. El gran cambio está en los bonos que llegan por vuelta rápida y, sobre todo, por Pole Position. Es decir, por conseguir el mejor tiempo de la clasificación previa que, en consecuencia, da el privilegio de arrancar primero en la parrilla. Dar el giro más veloz de la carrera regalará un punto, al tiempo que la Pole dará tres. Esto sólo sucederá si el acreedor termina en el top 10, el rango que sí puntúa. Así se distribuyen los puntos:

Dicho esto, pasemos a checar cómo es un día de carrera. 

Formato de carrera: los E-Prix

Aquí comienzan a verse más modificaciones. El E-Prix -como se le llama a los eventos- arranca los viernes, un día antes de la carrera principal. Ese día, se inicia con el denominado “shakedown”. Por lo regular, se busca llevarlo a cabo en todos los eP que sea posible, pues hay eventos que se celebran en circuitos callejeros. Entonces, se depende de la disponibilidad de las calles. Esto es una sesión en donde los pilotos verifican los sistemas electrónicos y que todo esté en orden. No se revisa el rendimiento general porque, en ese momento, se manejan a baja velocidad. Allí, la FIA también hace lo propio y comprueban condiciones y trazado de la pista.

Después vienen las prácticas. Cada E-P tiene dos rondas. La primera dura 45 minutos y es sucedida por otra de 30. Si se trata de un doble encabezado (un ePrix doble que ya explicaremos), todo se reducirá a sólo un periodo de 45. Este es el primer momento en que todos los participantes entran al circuito con un límite de tiempo. Así, se adaptan a la pista y adaptan la configuración del coche. El cronómetro corre, pero no se cuenta el tiempo hasta la clasificación.

Clasificación y Super Pole shoot-out

Aquí sabremos en qué orden arrancarán los protagonistas. La mejor vuelta valdrá para salir primero, de modo que el más lento iniciará hasta atrás. La sesión durará una hora. En ese lapso, habrán cuatro grupos de hasta seis coches ordenados conforme a su posición en el campeonato. Sin embargo, para la primera carrera de la campaña, el orden se decide en función de la posición que cada conductor obtuvo en la tabla general de la temporada anterior.

​Una vez afuera, todos tendrán seis minutos para marcar su mejor tiempo. Los seis mejores podrán pelear por la Super Pole shoot-out en un intento por conseguir la Pole Position y tres puntos extra. Durante esta competencia, saldrán de uno en uno y el de peor vuelta quedará eliminado. Al cruzar la línea para comenzar su vuelta rápida, la luz del pitlane se pone en verde para que salga el quinto piloto más rápido. Este proceso se repite hasta que los seis pilotos hayan completado una vuelta. 

El momento del E-Prix

Este es el momento de la carrera. El E-Prix comienza justo como en F1, en estático y esperando a la luz verde. Otro cambio significativo es que el evento es considerablemente más corto; sólo dura 45 minutos. Para ese instante, el líder ya habrá ganado y faltará un giro extra que permitirá a los demás completarla. Estas competencias le dieron la vuelta a F1 con dos cosas. La primera como parte fundamental y nueva de los autos eléctricos que se usan. La segunda, con el fin de influir en el curso de lo que sucede en el asfalto.

Por una parte, se utiliza una herramienta llamada ‘Attack Mode’. Introducida en 2018, podría ser lo más parecido al Drag Reduction System (DRS) del ‘Gran Circo’. Esta prestación le permite al conductor darle a su coche potencia adicional bajo su cuenta y riesgo, sea para rebasar (lo más común) o defenderse de una ofensiva rival. Al igual que el DRS, es necesario pasar por una zona de activación, aunque no es igual. Este diferencial se pone disponible desde el volante con un botón azul que prenderá para avisar que está listo. Tú sabrás que el piloto lo dispone en cuanto su halo protector se ilumina en azul.

En este caso, se trata de pasar por la ruta más lenta de la zona, desviándose de la trazada normal de carrera y ganando el permiso para ponerlo en marcha. Es decir, se debe salir de la línea de la carrera con el objetivo de volver. Quien lo hace se lleva los reglamentarios 25 kilowatts (la unidad de medida eléctrica) extra, que servirán para apretar el ritmo a fin de crear distancia o de reserva final. Considera, pues, que todos corren en cierta igualdad de condiciones con motores eléctricos. El modo de ataque ofrece ese extra que marca diferencias si se usa en el momento y de la forma adecuadas. Esto nos lleva a platicar de lo que lleva al máximo un E-Prix: el FANBOOST.

FANBOOST, el plus único del E-Prix

Nada como el FANBOOST. Este fue el elemento que llevó a la Formula E a su exponencial crecimiento entre los fans. Como aficionado, ese es el momento para ayudar a tu piloto favorito. La app móvil o la web de la FE ofrecen la posibilidad de votar por el conductor predilecto para que este se lleve otro impulso de energía extra. Los cinco con más votos se ganan un bono importante de potencia que podrán usar sólo en un lapso de cinco segundos en la segunda mitad de la competencia. Como seguidor, puedes ayudar a los corredores desde seis días antes de la competencia y hasta 15 minutos antes. Las redes sociales son clave mediante el hashtag #FANBOOST.

El doble encabezado

Ya usamos este término anteriormente. La mayoría de los eventos se hacen en un solo día para no molestar en exceso a la ciudad anfitriona. Sin embargo, cuando es posible, algunos se extienden a dos días con el doble de acción. Este es el famoso doble encabezado. El calendario se actualiza a diario, con solo una sesión de práctica de 45 minutos en el segundo día. Así, se le da una nueva dinámica a los E-Prix. El de Nueva York es el más cosmopolito, pues se corre en Brooklyn y tiene este formato.

Ya que sabes esto, toca ir sobre los protagonistas. Es tiempo de hablar de los pilotos.

Los pilotos  en Formula E

Aunque hay prospectos jóvenes y pilotos especializados en la rama, el hombre más histórico es Felipe Massa. El brasileño de 38 años emigró a los monoplazas alternos tras pasar por Ferrari (2006-2013) y Williams (2014-2017). De la mano de ROKiT, sponsor de su último equipo en F1, pasó al cuadro Venturi en 2018.

Formula e mexico

No obstante, hay serios referentes en esta modalidad. Jean-Éric Vergne es el ícono actual del automovilismo de eléctricos. El francés de 30 años es el bicampeón vigente del Mundial con el equipo Techeetah. 2017-18 y 2018-19 se unieron a su vitrina, que tiene también un título de Formula 3 previo a ser piloto de Red Bull (Toro Rosso) y hombre de desarrollo de Ferrari hasta 2016.

Otros que figuran en serio ahora son Lucas di Grassi, Daniel Abt (Audi), Alexander Sims (BMW) o Sam Bird, uno de los más experimentados de la parrilla. Otra presencia importante llegada desde F1 es Stoffel Vandoorne, ex McLaren. El belga se instaló en FE en 2018 de la mano de HWA Racelab, pero ahora corre para Mercedes. Para que los veas a detalle, te dejaremos la relación de conductores por equipo.

e-Licence, el aval para correr en FE

Otro punto capital. Todos los deportes de motor requieren una licencia. La FE no es la excepción. Esta se pide a sus pilotos para participar en el Mundial. Estos son los requisitos que deben cumplir:

  • Participar en una sesión de entrenamiento específica de la FIA centrada en seguridad eléctrica, características específicas de los coches 100% eléctricos de Formula E y la revisión de los aspectos técnicos y deportivos de la serie.
  • Acumular al menos 20 puntos en los últimos tres años con el sistema de puntos de la FIA, que se utiliza para conseguir una Súper licencia. En su defecto, califican si han tenido previamente una Súper licencia o participado en al menos tres eventos del campeonato anterior.
  • El campeón de la temporada anterior obtiene automáticamente una Súper licencia para el año siguiente.

Hay una anotación importante en este punto. La FIA puede no dar una licencia, pero estará en su derecho de decidir si, pese a ello, el piloto puede correr. Eso pasará sólo si la Federación considera que el conductor tuvo un desempeño sobresalientes y pocas o nulas oportunidades de lograr su acreditación.

Pasemos ahora con el calendario de la temporada. Trataremos el de la 2019-20, pues el curso fue interrumpido por la pandemia de COVID-19.

Los circuitos y el calendario

Al igual que en el ‘Gran Circo’, las pistas y ciudades que albergan los E-Prix han cambiado con el paso de los años. En la corta historia de la Formula E, varios países han entrado y salido de la lista oficial de anfitriones. Sin embargo, hay una base sólida de plazas que van desde Arabia Saudita hasta Chile. Para la 2019-20, se eligieron 13 naciones para el Mundial, el número habitual en FE. En el sexto aniversario de la competencia, se invirtió el orden de los dobles encabezados. Ahora, pasaron de Nueva York a Arabia y el renovado circuito callejero de Londres, que regresará después de cinco años. Aquí te pondremos la tabla con las carreras corridas y las aplazadas por la pandemia:


Lo ideal será estar monitoreando los anuncios de la FIA acerca de un posible regreso a la actividad. Como viste en el calendario, los dobles encabezados quedaron al inicio (Diriyah) y al final (Londres), con dos E-Prix combinados para abrir y cerrar la campaña. A causa del coronavirus, deberán reponerse o reagendarse los restantes, ya que no se ha corrido la mitad del curso.

Ya tienes calendario, pistas, pilotos, la dinámica de carreras de la Formula E y las reglas. Ahora, procederemos a contarte sobre el corazón de esta modalidad, ciertas especificaciones y algunas otras normas a considerar.

Los bólidos eléctricos

Sin duda, los bólidos eléctricos han causado un impacto muy favorable en el mundo del automovilismo. Este es el punto donde todo cambia con respecto de la Formula 1 porque hablamos de carreras impulsadas totalmente por energía eléctrica. En pleno 2020, la FE utiliza un coche que llamó “Gen2”, considerado como un firme paso hacia el futuro. Esto se debe a que es un auto 100% eléctrico de carreras que no genera contaminación y alcanza hasta los 280 km/h con un peso de 900 kilos. Es decir, 55 más que el primer modelo que se usó al arrancar esta rama del deporte motor. Llega de 0 a 100 nada menos que 2.8 segundos. Eso se ha logrado a través de grandes baterías que ahora pueden durar todo un E-Prix sin complicaciones. Pronto las mencionaremos.

Como podrás notar, no existe una disparidad brutal que sí se ve en F1. Un auto común provisto para todos tiene varias configuraciones adaptables que permiten a los equipos armar sus estrategias según el circuito y las necesidades de la escudería. Además, el “Attack Mode” que ya te mostramos abonó muchísimo a la emoción y las opciones de mejorar la experiencia de carrera. Si bien todos usan su motor eléctrico aunado a sus cajas de velocidades, el terreno es altamente parejo.

Neumáticos

Michelin es el proveedor oficial de neumáticos del Formula. Tampoco se asemejan mucho a las de F1, ya que siempre tendrán dibujo y su rin será de 18 pulgadas. Todos los equipos y pilotos las usan para todas las condiciones climáticas. Lo interesante de esto es la cantidad de llantas por corredor. Es decir, cada conductor no puede usar más de ocho ejemplares nuevos por evento -cuatro delanteros y cuatro traseros-. Eso significa que es necesario que los dos juegos de neumáticos duren desde el Shakedown hasta el final de la carrera. Dicha medida también abona mucho a reducir la contaminación emanada de las competencias de motor. 

Baterías: forma y tiempos de carga

Este es un tema fundamental en el reglamento. Sus baterías se han modificado desde el inicio (2014). De hecho, han crecido para dar suficiente poder al auto durante toda la carrera. Actualmente, pesan 385 kilos, poco menos de la mitad del total del vehículo. McLaren es el fabricante oficial de estas piezas que pueden generar 250 kilowatts (kW) cuando se corren las clasificaciones. ¿Nada mal, cierto? 

El factor clave está en la carga, ya que se les pone un bio diésel obtenido de dos generadores que se cargan a lo largo de la campaña. Estos se basaron en generadores de diésel que operan con glicerina y ayudan al funcionamiento óptimo del auto actuando como lubricante. Más beneficios para el medio ambiente puesto que esta tecnología no produce emisiones de bióxido de carbono. Carreras reales, cada vez más rápidas y sin contaminación. 

La carga toma algunos minutos. Por reglamento del campeonato y la FIA, se prohíbe hacerlo durante la clasificación y la carrera debido a que la duración tiene que ser pareja para todos. No se debe sacar ventaja de las paradas. Tampoco se permite la carga en el escrutinio y en todo el Parc Fermé. Los equipos pueden cargar la batería de los vehículos entre las sesiones y durante la práctica, donde sí es legal y puede hacerse al 100%.

Hasta aquí llegó nuestro recorrido por el mundo de la Formula E. Lo siguiente será aplicar lo que vimos aquí dentro de las apuestas. Ya hemos repasado todo lo necesario para encontrarnos frente al juego y buscar nuestro premio. Si lo deseas, puedes investigar más sobre los autos, normas y regulaciones, modo ataque y más en los links que te dejamos. Si te interesa entrar en aspectos más técnicos, te recomendamos que consultes aquí los reglamentos de la FIA para FE. Ahora, es el turno de aplicar esta información para apostar. Entremos en el juego, en las claves que tienes que considerar si piensas invertir y, desde luego, llevarte buenos premios. ¡Acompáñanos!

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.