El Liverpool venció al United

Este domingo, la Premier League concluyó su fecha 23 en el noreste de Inglaterra. En Anfield, el Liverpool se midió al Manchester United dentro de la persecución por su primer título de liga. 14 puntos arriba del Manchester City previo a este duelo, el empate de los skyblues ante el Crystal Palace no se presupestaba, pero eso no mermó al súper líder para imponerse 2-0 a un rival que dominó algunas partes del encuentro pero no estuvo cerca siquiera de dañar a un tiránico local que, sin duda, controló los momentos y administró lo necesario para vencer mediante el ritmo, unos minutos de tiranía absoluta y los goles de Virgil van Dijk y Mohamed Salah.

Un Liverpool inabarcable

Pese a que los Devils tuvieron mejor presencia y mayor control sobre el trámite de los primeros 10 minutos, todo empezó a caerse muy pronto. Aunque presionaron bien y controlaron los ataques del anfitrión, el córner del 14′ cambió la dinámica del tramo venidero. A servicio de Trent Alexander-Arnold -quien llegó a nueve asistencias en esta campaña de Premiership-, sirvió desde la esquina para el cabezazo del central holandés del Liverpool. A partir de allí, aunque el marcador no se movió, la dinámica fue inclinándose gradualmente hacia la potencia de los Reds. Fue así como terminaron la primera mitad con seis remates (dos a puerta) y un tanto cancelado después de la revisión por el VAR en una infracción sobre David De Gea. Entonces, el vendaval rojo se desató.

Llegado el complemento, los dirigidos por Jürgen Klopp juntaron hasta cinco llegadas sobre el marco contrario en menos de 10′. Sin embargo, los mancunianos comenzaron a generar también sus chances en cuanto lograron salir y correr, con un Anthony Martial fino ofreciendo soluciones de pase y Fred lanzando a sus compañeros hacia los espacios. Todo comenzó a decantarse poco más hacia los de Ole Gunnar Solskjaer sobre los 10 finales, mas nunca estuvo cerca de igualarlo. Sobre el 93′, después de un tiro de esquina que quedó mal cobrado, el portero del Liverpool, Alisson, despejó directo sobre el extremo egipcio, quien venció en carrera a Daniel James y clavó el 2-0 definitivo que llevó al Pool a su décimo novena victoria consecutiva de liga y el cotejo 39 sin perder.

El próximo rival del Liverpool serán los Wolves, y según las casas de apuestas como Luckia, los de Klopp son favoritos, con momios en 1.64, mientras el empate paga 3.90 y el triunfo del local 5.90.

Pronóstico: Victoria del Liverpool. Haz clic aquí para apostar con William Hill y gozar de su gan bono de bienvenida, y si aún no conoces esta casa de apuestas, aquí está la reseña.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.