El PSV no se juega mas que el honor y terminar de forma decorosa la fase de grupos en Europa League. En el cierre de la actividad del sector D, el equipo de Eindhoven deberá buscar la victoria de forma obligatoria. Se esfumó la última posibilidad de seguir en la competición, pero los neerlandeses se medirán a un Rosenborg que también ya se encuentra totalmente fuera de combate. Sin embargo, considerando lo poco fiables que son los rojiblancos, este duelo tendrá una dosis extra de suspenso para saber si podrán despedirse con la frente en alto. Además, necesitarán de un partido importante para levantar la moral y seguir pensando en la Eredivisie.

Los problemas del PSV

El ex campeón de la Eredivisie ha bajado su nivel de forma considerable. Los primeros avisos llegaron a inicios de campaña, cuando el Ajax le ganó con claridad la Johan Cruijff Schaal (Supercopa de Holanda). Desde entonces, con una plantilla mucho menos decisiva que en los dos años previos, las cosas se han complicado mucho para el PSV. Incluso, su llegada a la Copa UEFA fue muy accidentada, ya que el Basel lo eliminó en el repechaje de la Champions League.

Ahora, en fase de grupos, se ha llevado graves tropiezos. El más importante fue en Austria, donde el LASK le propinó un 4-1 sorpesivo y trascendente para volver más compleja su clasificación a la ronda de 32. No obstante, el Sporting de Lisboa hizo lo propio y volvió a dejarle cuatro tanto a Jeroen Zoet. Con ello, todo se verá reducido a 90 minutos en el Philips Stadion y a la espera del milagro de un resultado salido de la ciudad de Linz.

¿Qué necesita el PSV para avanzar?

Matemáticamente, no existen posibilidades para el cuadro holandés, pues aún incluso empatando al Linz en puntos, el enfrentamiento directo favorece al rival, por lo que el único motivo del conjunto de Eindhoven es despedirse del torneo de la mejor forma posible. El PSV ha sufrido mucho en torneos europeos esta temporada, pues quedó fuera de la Champions League en fase previa, y ahora no pasará de la fase de grupos en la segunda competencia más importante del viejo continente.

El PSV es amplio favorito para Codere en este partido, con momios desde -250, mientras el empate paga +340 y el triunfo del Rosenborg +625.

Pronóstico: Victoria del PSV. Haz clic aquí para apostar con William Hill y disfrutar de su enorme bono de bienvenida. Y si aún no conoces esta casa de apuestas, puedes leer su reseña aquí.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.