El Manchester City sucumbió en casa

La fecha 15 de la Premier League trajo consigo el Derbi de Mánchester número 165. En un partido que generaba mucha expectativa, el Manchester City buscó exprimir al máximo la localía, pero se topó con un United que poco a poco se pone en forma y fue muy superado en el primer tiempo. Aunque siguió buscando y dominó la posesión de la pelota, no tuvo la capacidad de concretar frente a David De Gea y tuvo muchos problemas para presionar arriba y defenderse de los contragolpes.

De Bruyne y los problemas del Manchester City

Sin duda, Kevin De Bruyne fue el mejor elemento Cityzen de la noche. Parte fundamental del éxito del sistema de Pep Guardiola y su Manchester City, volvió a dejar una soberbia actuación. El belga intervino en 117 ocasiones, acertó el 84% de sus servicios (68) y dejó cinco pases clave que dejaron en oportunidad manifiesta de gol a sus compañeros.

No obstante, los Skyblue mostraron buena cantidad de complicaciones con el balón, ya que sus receptores no brindaban suficientes soluciones al pasador y se estancaban en campo rival por su poca movilidad. Prueba de ello es la relación entre oportunidades generadas y disparos al marco; produjeron 22 ocasiones y apenas cinco fueron a portería. Allí, además, David De Gea volvió a tener un estupendo desempeño ante el Manchester City, con cuatro tapadas y dos totalmente claves para evitar tantos en contra. El gol de Nicolás Otamendi (85′) fue una de las únicas dos opciones claras a favor.

Rashford y Martial como sistema

A su vez, los Devils no sufrieron tanto como los números podrían aparentar. De nueva cuenta, Ole Gunnar Solskjaer planteó un partido muy inteligente que invitó a los celestes a ir más arriba y a comportarse de forma habitual con el fin de explotar los espacios a espaldas de los zagueros. Mediante un inteligentísimo Anthony Martial, en sociedad con Marcus Rashford, destrozó los espacios disponibles y aprovechó al máximo los déficits rivales para poner el 0-1 al 23′ y participar en el 0-2, que se concretó con un penal marcado por el inglés en el 29′. Después, los Reds se mantuvieron bien organizados, presionando de adecuadamente y, sobre el final, el DT noruego reculó por completo con miras a defender el triunfo ante el Manchester City.

El Manchester City enfrentará al Dinamo Zagreb entre semana, por la Champions League. Las casas de apuestas dan a los de Pep como favoritos, con momios a partir de 1.90, mientras el empate paga 3.90 y la victoria de los croatas 3.50.

Pronóstico: Victoria del City. Haz clic aquí para apostar con William Hill y gozar de su bono de bienvenida, y si aún no conoces esta casa de apuestas, puedes leer la reseña aquí.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.