El Bayern sufrió una dolorosa derrota

En la fecha 14 de la Bundesliga, el Gladbach recibió al Bayern en el Borussia Park. Los Potros se llevaron el encuentro por 2-1 sin ser superiores a su rival. Incluso, fueron muy superados en el primer tiempo, donde el oponente tuvo ratos de dominio absoluto sobre el trámite del compromiso. Sin embargo, los blanquinegros reaccionaron de forma estupenda en el complemento y dieron la vuelta al marcador sobre el final con actuaciones importantísimas de Ramy Bensebaini y Breel Embolo.

45 minutos de superioridad para el Bayern, y Yann Sommer

Los comandados por Hansi Flick tuvieron un arranque positivo. A medida que el reloj avanzó, pudieron asentarse bien frente a la presión alta del Borussia, que eliminaron con mucha facilidad en ocasiones con buenos minutos de Joshua Kimmich en la lateral del Bayern. No obstante, la lesión de Corentin Tolisso al 20′ alteró los planes y llevó al Múnich un paso más arriba en cuanto a agresividad con la entrada de Ivan Perišić, autor del gol al 49′ como la última muestra de solidez en el cotejo. En este punto, Kingsley Coman y Robert Lewandowski fueron trascendentales para generar peligro, mas no estuvieron finos en los últimos metros.

Pese a los 13 intentos totales de la primera mitad, cuatro fueron al arco y, allí, se encontraron con un espectacular Yann Sommer, quien negó dos goles clarísimos. Incluso, salvó un balón que estuvo a milímetros de cruzar la línea de meta. Este factor fue definitivo de cara a la segunda parte, donde los bávaros se desdibujaron y los anfitriones arrasaron hacia el cierre tras haber disparado una sola vez en los 45 minutos anteriores.

Bensebaini y Embolo al frente de la remontada

En respuesta, Marco Rose fue tirando de la pizarra para encontrarle soluciones a su equipo. Primero, introdujo a Breel Embolo en lugar de László Bénes, envió a Denis Zakaria al interior diestro. Luego, respectivamente, Raffael y Patrick Herrmann entraron por Lars Stindl y Alassane Pléa. Estos cambios fue cruciales, toda vez que el suizo se adueñó de la mediapunta en un 4-2-3-1 que dejó atrás el 4-3-1-2 inicial y potenció los ataques. Allí, brilló Ramy Bensebaini, quien hizo el 1-1 de cabeza al 60′ tras un gran servicio del propio Herrmann y, al 92, metió el penal cometido por Javi Martínez.

El próximo partido del Bayern es a media semana contra el Tottenham, por la sexta jornada de Champions League. Los momios indican que el cuadro bávaro es favorito, con pagos de 1.44, mientras el empate paga 4.75 y el triunfo de los Spurs 6.00

Pronóstico: Más de 2.5 goles. Haz clic aquí para apostar con William Hill y recibir su bono de bienvenida, y si todavía no conoces esta casa de apuestas, puedes leer la reseña aquí.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.