Sin duda, el Liverpool está dominando la Premier League en todos los registros. Es la segunda mejor defensa de la campaña (11 goles en contra); sólo tiene al Leicester por delante (ocho). Además, es la tercera ofensiva más potente de la liga (30 tantos a favor), con el City a la cabeza (37) y los Foxes como escoltas (31). Estos datos han quedado marcados por una producción constante de los dirigidos por Jürgen Klopp, quienes tienen un récord importante en el primer trimestre del curso.

Una cuota mínima de dos goles por partido

Después de 13 jornadas, los Reds ya acumulan cuatro encuentros con tres goles a la cuenta. Con ello, más la treintena de anotaciones, su media ya es una cifra que sólo tenderá a crecer. Al momento, promedian un mínimo de 2.3 dianas por compromiso. El campeón defensor (2.84) y los de Brendan Rodgers (2.34) son los únicos que superan dicho número.

A su vez, Anfield está siendo uno de los principales aliados del monarca europeo. Tras seis cotejos disputados en casa, ostenta un balance de 17-6 en EPL. En este caso, el registro sólo es doblegado por los Cityzens, ya que su prolífico ritmo frente al arco les ha dejado con 21 a favor y seis concedidos en el Etihad.

La defensa, un factor decisivo

A su vez, los del Merseyside han tenido un factor clave en su defensa. Pese a haber dejado el arco en cero en sólo dos juegos, no han recibido más de un gol en este trimestre. La meta de Alisson se ha quedado imbatida ante el Burnley (0-3, fecha cuatro) y Sheffield (0-1, séptima jornada). Algo a considerar es que el líder de la Premier ha concedido anotaciones en todos sus partidos como local.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.