Este sábado, el Bayern Múnich enfrentará otra de las pruebas fuertes de la campaña en Alemania. Los bávaros recibirán al Bayer Leverkusen por la fecha 13 de la Bundesliga. El partido contará con muchos alicientes, sobre todo desde el lado del campeón defensor tras el despido de Niko Kovač y la gestión estabilizadora de Hans-Dieter Flick. Además, el historial reciente entre estos equipos añadirá garantías de espectáculo para disfrutar en el Allianz Arena.

Una racha de juegos de alto voltaje

Para ambos conjuntos, visitar la casa del rival ha sido complicado en tiempos recientes. Prueba de ello es cómo se le ha dificultado este duelo a las Asprinas en las últimas cinco oportunidades. De entrada, los cuatro cotejos más recientes entre ellos han terminado 3-1; el Múnich se ha llevado tres de ellos y Die Werkself uno, jugado en el BayArena en la jornada 20 de la campaña pasada. Un empate a cero en la vigésimo novena semana de la Bundesliga 2016-17.

Con este registro, la serie más próxima en el pasado arroja un marcador global interesante. Después de dicha repartición de puntos, se encontraron con 16 goles en la citada cuarteta de duelos. Esto llevó al gigante germano a dominar el balance de estos cotejos con 10 anotados y seis permitidos ante los dirigidos por Peter Bosz.

El Bayern domina la serie histórica

El juego del sábado será el número 81 de sus enfrentamientos con el Leverkusen en liga. Previo a este encuentro, el Bayern tiene 47 triunfos, 16 empates y 17 derrotas tras 80 oportunidades. Este cruce será clave para ambos, toda vez que el Rekordmeister buscará dar el paso definitivo que lo devuelva a la punta de la liga, donde es tercero con 24 puntos -a uno del líder, Borussia Mönchengladbach-. Por su parte, los de la farmacéutica también buscarán llevarse los tres puntos con miras a regresar al top cinco, ya que se ubican novenos con 19 unidades, a tres del Schalke -quinto sembrado-.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.