La última fecha FIFA del año está por comenzar. Con ella, las selecciones que no han confirmado su pase a la Euro deberán hacerlo. A falta de las dos rondas finales, Portugal no es la excepción. Ahora, el campeón defensor intentará ganarse el boleto a la justa continental en casa. El rival, Lituania, último del sector B.

Una clasificación accidentada para Portugal

Portugal ha sido menos dominante de lo esperado. Prueba de ello, la clasificación de Ucrania como líder del grupo. Sin embargo, el momento de sellar su lugar en la competencia multisede ha llegado. Los dirigidos por Fernando Santos tendrán que vencer a un oponente que no les causó muchos problemas en la sexta jornada (1-5). Estarán obligados a hacerlo, ya que su camino al tramo final ha dejado algunas dudas.

Pese a que existe una base sólida en el combinado lusitano, el rendimiento de Portugal se ha quedado corto. Muestra de esto es que apenas registra tres victorias en su área. Además, tiene la derrota contra Ucrania muy fresca, pues ha sido el tropiezo más reciente. Aún con Cristiano Ronaldo en el top 10 goleador (siete dianas en seis encuentros), buenas exhibiciones de Bernardo Silva, Bruno Fernandes, Pepe y la inclusión de João Félix, la idea más asociativa no termina de cuajar. Por ello, el reto de vencer a los lituanos para seguir en busca de la validación de su título será algo que muchos querrán mirar.

Un partido por el orgullo

Por su parte, Lituania ya no tiene una sola posibilidad de calificar, ni siquiera derrotando a Portugal. Es última de su grupo con una unidad derivada de un empate y seis descalabros. A su vez, posee el peor balance defensivo del sector (cinco a favor, 19 encajados). Este supone también uno de los más desfavorables de todo el clasificatorio. Por delante, están combinados como Malta (dos contra 18) o Gibraltar (dos versus 19).

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.