En el comienzo del cierre del grupo A para llegar a la Euro, Inglaterra deberá vencer a Montenegro. Los Three Lions buscarán sellar la clasificación en casa, dentro de un contexto muy especial. Además de jugar en Wembley, el cuadro británico disputará su partido internacional número 1000 en suelo londinense e intentará ganar este sector. Sin lugar a dudas, el escenario será inmejorable y muy desfavorable para la visita.

Un cambio de estilo visible en Inglaterra

Inglaterra ha tenido un fuerte cambio de estilo en este año. Pese a alcanzar las semifinales en Rusia 2018 con una propuesta más vertical y reactiva encarnada en una defensa de tres centrales, la apuesta ha dado un fuerte giro; Gareth Southgate ha mirado hacia un enfoque de más control y posesión. A sabiendas de todo el talento emergente y su calidad, ha optado por buscar que su equipo sea mucho más asociativo debido, entre otras cosas, a los rivales que enfrentaría en esta instancia. El experimento ha sido bastante positivo, pero llevará más tiempo.

Por ello, un tropiezo en Praga (2-1) ante la República Checa ensució un poco el panorama. No obstante, el proceso de Inglaterra está volviéndose muy interesante de la mano de jóvenes que ya destacan en Premier League y se suman a la base inicial. Cabe añadir que Raheem Sterling -uno de los hombres más decisivos del plantel- no estará en este compromiso debido a un altercado con Joe Gomez derivado del Liverpool-Manchester City del domingo.

Un rival fuera de combate

Los montenegrinos llegarán a este cotejo con dos empates en los últimos cinco juegos. No obstante, ese dato será insuficiente para ellos, ya que tienen tres puntos (empatan con Bulgaria) y son antepenultimos. Los balcánicos ya se encuentran fuera de combate sin haber sido gran oposición para ingleses y checos.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.