San Francisco sufrió su primer revés

En un partido muy emocionante, los Seattle Seahawks lograron arrebatarle el invicto a San Francisco. Los 49ers no pudieron consumar sus oportunidades tras el empate a 24 y fallaron en el momento crucial. Un gol de campo de Jason Myers selló la octava victoria de la temporada para un equipo que ya tiene en Russel Wilson un candidato para MVP de media temporada.

Dominio cambiante en San Francisco

Los locales empezaron con un primer cuarto del que salieron 10-0 a favor con dos anotaciones de Chase McLoughlin. Sin embargo, la visita recortó distancias con Jadeveon Clowney y el propio Myers. Este dominio se extendió por todo el tercer episodio con el mismo pateador, un quarterback sumamente fino y las manos de Jacob Hollister y Chris Carson para llegar al 10-21. Para el cuarto capítulo, ofensiva y defensiva de San Francisco se hicieron pesar dándole soluciones a Jimmy Garoppolo y aplicando bien sus marcas zonales. Al final, la línea del QB 49er facilitó que llegara el empate.

En el tiempo extra, las posesiones se dividieron. Incluso, Wilson sufrió una intercepción de Dre Greenlaw en una magnífica jugada sobre el costado derecho del campo. No obstante, San Francisco fue incapaz de encontrar espacios para avanzar hasta que, una vez cruzada la mitad de la cancha, se topó con el momento ideal para brindarle a McLoughlin una posición de gol de campo. El novato de Illinois falló la patada y dio vida a unos Seahawks que tuvieron la llave en Clowney y su mariscal.

Allí, con menos de tres minutos en el reloj, el ‘3’ de Seattle consiguió correr siete yardas y dio un avance vital a los suyos. Ese fue el momento de clutch en el que los Seahawks encaminaron todo para poner a Myers de nuevo frente a los postes. Al final, no perdonó la oportunidad puesta por los Kyle Shanahan.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.