El Barcelona no pasó del empate ante Slavia

El Barcelona partía como el gran favorito para las casas de apuestas, cuando recibió este martes al Slavia de Praga, en el marco de la cuarta jornada de Champions League. Los dirigidos por Ernesto Valverde llegaron a este partido con la urgencia de una victoria para dejar atrás las sensaciones que generó la goleada del fin de semana ante el Levante, pero lejos de eso, el conjunto blaugrana volvió a generar más dudas que certezas.

Se sabía que el Barcelona apostaría por la tenencia de la pelota, buscando profundizar hacia los tres delanteros (Messi, Griezmann y Dembele), pero el medio campo del conjunto catalán lució inoperante, con un De Jong que simplemente no logró conectar, un Busquets que se vio gris y Arturo Vidal que fue de lo poco rescatable de su equipo esta noche.

La defensa blaugrana también concedió algunas facilidades y el Barcelona vio cómo el rival hacía daño a velocidad, en desbordes que si bien no terminaban en gol, sí causaban nerviosismo en la grada del Camp Nou, que no tardó en mostrar su molestia hacia jugadores como Griezmann, de partido muy flojo.

Así transcurrieron los minutos, con un Barcelona que cada vez lucía mucho más nervios y un Slavia que se veía cómodo en el campo y ganaba confianza. El conjunto local extrañaba a Luis Suárez mientras Valverde tuvo que utilizar al joven maravilla Fati para dar variantes ofensivas a su equipo, pero ni siquiera el joven de 17 años pudo marcar diferencias y poner al frente a su equipo.

Transcurrieron los 90 minutos y el Barcelona se vio aún más desdibujado, poniendo en entredicho la permanencia de Ernesto Valverde, que según distintas casas de apuestas, podría no durar mucho más tiempo al frente del equipo, que si bien aún marcha líder del Grupo F con ocho unidades, complica por completo su paso y podría incluso perder el liderato la próxima jornada, si no tiene un buen resultado contra el Borussia Dortmund.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.