Tigres ha sido el centro del huracán, en una semana donde Gignac fue uno de los más criticados tras haber anotado un gol al Veracruz durante los primeros minutos del partido, en donde el conjunto escualo decidió no tocar el esférico en protesta por la falta de pagos.

Gignac tuvo que lanzar un comunicado de prensa durante la semana, explicando que todo fue un malentendido que realmente no tenía intención de tirar al arco, sino de sacar el balón por la línea de meta, pero tuvo mala puntería. Ahora Tigures deberá pensar en el siguiente rival, el Cruz Azul, equipo que hoy no tendrá tantas carencias defensivas como el Veracruz, pero que ciertamente ha tenido una temporada más que irregular.

El Cruz Azul comenzó la jornada en el sitio 16 y si bien todavía tiene posibilidades de clasificarse a la liguilla, gracias a la inconsistencia de varios equipos en la temporada, parece cada vez más complicado que los de la Noria puedan acceder a la fiesta grande. Tigres, por su parte, han logrado asentarse en los primeros puestos de la tabla, y los ocho goles de Gignac han representado puntos importantes para el conjunto felino.

Los dirigidos por el Tuca comenzaron la jornada en quinto puesto, empatados con León y con tres victorias consecutivas, mismas que esperan hacer llegar a cuatro el día de hoy en casa ante el Cruz Azul, un equipo que sabe vencer al rival en Monterrey y que incluso lo ha hecho en sus últimos dos partidos oficiales. Las casas de apuestas piensan que Gignac podría tener opciones frente al arco para involucrarse directamente en el marcador, pero no olvidan que Tigres suma cinco años sin vencer en casa al conjunto cementero.

Tigres quiere olvidar el sabor amargo producto de las críticas de lo hecho por Gignac y compañía la semana pasada ante Veracruz, y esperan conseguir una victoria que les permita seguir creciendo, presionar a los punteros y acercarlos a la liguilla.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.